¿Cómo ser un líder emocionalmente competente?

liderazgo y desarrollo de talento

Redacción Hipodec

La inteligencia emocional en el sector empresarial se destaca por guiar a los profesionales hacia la productividad y el éxito: un buen líder sólo puede consolidarse si conoce y lleva a cabo una serie de acciones de manera adecuada, siendo la inteligencia emocional una de las habilidades que mayor provecho puede ofrecer.


Recordando que el liderazgo efectivo requiere afrontar riesgos e incertidumbres, el apoyo de aliados o seguidores, conocimiento, autoanálisis, y demás, la inteligencia emocional sirve como la amalgama ideal, pues permite que el líder en cuestión se mantenga en contacto con sus emociones y las de sus colegas, tome decisiones acertadas, visualice el panorama desde distintas perspectivas y ponga en marcha acciones concretas:


  • Un líder con inteligencia emocional es capaz de conocer sus propias inquietudes y así entender las de su equipo a través de un comportamiento empático y sensible.
  • Tiene además la habilidad de gestionar tales emociones y encausarlas, mejorando los flujos comunicativos y la relación con sus compañeros.
  • Se motiva y motiva a otros.
  • Se expresa adecuadamente a través de una propia combinación de lenguaje hablado y corporal.
  • Guía al equipo hacia soluciones creativas e innovadoras.

Pero, ¿cómo un líder logra ser emocionalmente competente?


  • Adoptando el storytelling como una habilidad humana y laboral: contar mejores historias dota a la persona de una autenticidad indiscutible, la vuelve del interés de todos y evidencia su creatividad y compromiso.

  • Reconociéndose: estar presente, conocerse, conocer a los demás y actuar conforme a tal aprendizaje permite consolidar una personalidad responsable, real, atenta y humilde.

  • Siendo vulnerable: compartir el lado sensible y vulnerable de manera moderada y profesional, fortalecerá los lazos de confianza y lealtad en un equipo.

  • Integrándose al equipo: no basta con conocer a los colegas, sino las actividades que estos desempeñan para fomentar una dinámica de colaboración adecuada.

  • Abordando una visión positiva y propositiva: una actitud positiva y enfocada al crecimiento integral motivará a los elementos del equipo y permitirá crear un espacio laboral favorable; asimismo, que las actitudes y propuestas velen por generar un cambio y evadir convencionalismos, los diferenciará en la industria.

  • Atendiendo un curso especializado: el Taller de inteligencia emocional y liderazgo aborda un marco teórico sobre emociones y desarrollo humano, propone la implementación de dinámicas (tanto individuales como grupales) para experimentar la influencia de las emociones en la toma de decisiones, así como para realizar una valoración personal que permita identificar virtudes, áreas de oportunidad y realizar un plan de acción específico con el que cada estudiante pueda adaptar su perfil según lo aprendido.   

 

 

 

 

Referencias

Herrero, E. (2015). 10 características de líderes emocionalmente inteligentes. Mayo 23, 2018, de Forbes.


García, M. (2016). Líderes emocionalmente inteligentes. Mayo 23, 2018, de Woman Essentia.


Tovar, P. (2018). 6 prácticas para desarrollar líderes emocionalmente competentes. Mayo 23, 2018, de Pablo Tovar Executive Coaching.

25-may-2018 13:51:14

Topics: empresas