La inteligencia emocional en la toma de decisiones

liderazgo y desarrollo de talento

Redacción Hipodec

Podemos entender las competencias como habilidades para hacer funcionar   adecuadamente   las capacidades, actitudes y conocimientos necesarios para la realización de distintas actividades. Dichas competencias se adquieren a través de las experiencias, por lo que se trata de elementos que pueden desarrollarse, siendo un curso de especialización profesional, una de las mejores opciones para ello, tal como nuestro      Taller de Inteligencia Emocional y Liderazgo.

Conoce más

Las competencias emocionales, por su lado, sugieren la unión de la definición previa con las características de la inteligencia emocional; es decir, aquellas capacidades ligadas al funcionamiento emocional personal y social que permitirán afrontar los retos de la vida de mejor manera.

personas trabajando tomando decisiones

Se distinguen al menos cinco habilidades básicas dentro de la competencia de la inteligencia emocional:

  1. Autoconciencia. Habla de la capacidad para reconocer las emociones propias y el estado emocional en que nos encontremos. De esta manera, dentro del ambiente laboral, se pueden encauzar las acciones para brindar soluciones eficientes al conocer la raíz de los problemas.

  2. Autodominio. Posterior a la mencionada identificación de emociones está la habilidad para controlar los impulsos o reacciones que puedan derivar de ellas. Con esto se actúa de manera pertinente, evitando imprevistos o malentendidos, sean en el espacio personal o profesional. 

  3. Automotivación. Esta hace posible el cumplimiento de objetivos personales que hayamos establecido en diferentes momentos de nuestra vida por medio de los esfuerzos que resulten necesarios. Un líder de equipo, por ejemplo, deberá distinguir los métodos o actitudes pertinentes para mantener al personal motivado e inspirado en alcanzar las diferentes metas. ¿Cómo? Prestando atención a las necesidades de cada miembro, analizando los requerimientos de cada objetivo, planificando tareas y encontrando incentivos. 

  4. Empatía. Las personas empáticas son aquellas capaces de entender los sentimientos, necesidades y preocupaciones ajenas con un interés y consciencia genuina. Es cuando el individuo deja de ver solamente por el bienestar personal para buscar también el de los demás. Así que además de los esfuerzos en las responsabilidades propias, el seguimiento, interés y apoyo que se ofrezca a otros fomentará el ejercicio saludable de la fuerza laboral. 

  5. Habilidades sociales. O aquél conjunto de aptitudes que permiten colaborar, influir, comunicarse, resolver conflictos y trabajar en equipo. Estas coadyuvan a mantener relaciones estables y comprometidas, que los equipos se comuniquen eficazmente para optimizar las operaciones, incrementar los resultados e impulsar la confianza, lealtad y solidez de los mismos. ¿Cómo? Se pueden crear grupos de estudio, reuniones, encuestas de satisfacción y demás para reconocer las áreas de oportunidad en este sentido y poner en marcha acciones para mejorarlas. 

personas en oficina estrechando mano

Debido a que la toma de decisiones se encuentra íntimamente ligada con los sentimientos y emociones (conforme las aportaciones del neurólogo    Antonio Damasio), estas dimensiones de las competencias emocionales se vuelven fundamentales para discernir entre una opción u otra: se trata de un equilibrio entre lo somático y racional, siendo esto último capaz de someternos a análisis infinitos de las consideraciones involucradas en la decisión, mismos que podrían evadir la resolución. 

El desarrollo de estas habilidades, así como su gestión e implementación adecuadas harán del individuo un profesional destacado, pues mantendrá un equilibrio funcional entre el conocimiento teórico y práctico de sus responsabilidades, así como de sus respectivos pensamientos y emociones, aquello que lo distingue del resto y lo ayuda a mejorar una situación o contexto dado.

piezas de tablero dispuestas como si un lider estuviera frente a un frupo

 Para conocer estas aptitudes a fondo, así como para desarrollarlas e implementarlas de la mano de un experto, te invitamos a formar parte de nuestro programa enfocado en el liderazgo con base en la inteligencia emocional, cuyo temario puedes consultar dando clic al      siguiente botón

Temario 

 

 

 

Referencias
Bisquerra, R. Concepto de competencia emocional. Enero 16, 2019, de Rafael Bisquerra.
Bisquerra, R. Competencias emocionales. Enero 16, 2019, de Rafael Bisquerra.
Uribe, S. y Henao, N. La inteligencia emocional en la toma de decisiones. Enero 16, 2019, de Universidad EAFIT
Bisquerra, R y Pérez, N. (2007). Las competencias emocionales. Enero 16, 2019, de Facultad de Pedagogía de la Universidad de Barcelona
Pascual, M. (2017). Inteligencia emocional y toma de decisiones. Enero 16, 2019, de Felicidad en las Redes Sociales
Del Bosque, D. (2018). Las 5 competencias emocionales básicas. Enero 16, 2019, de Parentepsis
Márquez, M. y Gaeta, M. (2018). Competencias emocionales y toma de decisiones responsable en preadolescentes con el apoyo de docentes, padres y madres de familia: Un estudio comparativo en estudiantes de 4º a 6º año de educación primaria en España. Enero 16, 2019, de Educare Electronic Journal.

22-ene-2019 14:54:23

Topics: