Área de interes

Design Thinking en las aulas: un nuevo método de enseñanza


Redacción Hipodec
Redacción Hipodec
2018-08-15 17:14:34
Compartir:

Nos encontramos en una era en la que finalmente, conocimientos obtenidos de disciplinas diversas (artes, ciencias, tecnología, pedagogía, entre otras) se han encontrado para generar     propuestas innovadoras que mejoren la oferta educativa, así como la preparación y desempeño académico . Entre las que podemos destacar se encuentra el denominado   Design Thinking, pensamiento de diseño o pensamiento basado en el diseño:

 

school-group

 

Este es una metodología cuyas primeras nociones teóricas se remontan a su uso por parte de la   Universidad de Stanford durante los años setenta.   A grandes rasgos, se puede entender como una filosofía-metodología, que nacida de las particularidades del   diseño gráfico, se fundamenta en la capacidad creativa y en la toma de decisiones que atienden necesidades específicas.

 

Consta de cinco fases para su implementación:

  1. Descubrimiento o cómo acercarse a una problemática para su futura resolución. Aquí se distinguen temas a investigar y estrategias de acción posibles.
  2. Interpretación, etapa en la que se intenta interpretar el conocimiento obtenido en el punto anterior, dotándolo de sentido y conceptualizando oportunidades de implementación.
  3. Ideación. Aquí se piensa en planes de acción viables para integrar los datos anteriores: se generan y perfeccionan ideas innovadoras.
  4. Experimentación. Dichas ideas toman forma, se convierten en prototipos o propuestas que puedan ser puestas a prueba.
  5. Evolución. Una vez aceptado un modelo según el caso, se miden resultados de desempeño y se optimiza con base en los mismos.

Y ofrece los siguientes beneficios:

  • Resolución creativa de problemas
  • Motivación constante y estímulos para la evolución del pensamiento
  • Responsabilidad, compromiso y empatía
  • Diseño de propuestas atractivas y reformadoras para distintos sectores
  • Capacitación continua

Por lo anterior, se ha popularizado en el ámbito pedagógico como una   estrategia de aprendizaje progresista y escalable   que atiende las características de las nuevas reformas educativas, así como de   métodos que buscan reorganizar tal sistema centralizándose en las inquietudes de las instituciones, docentes y alumnos:

  • Debido a que refuerza el pensamiento lógico y creativo, ofrece un aprendizaje en el que el error es una herramienta potenciadora y no una especie de obstáculo: los alumnos pasan de actuar con incertidumbre a trabajar con seguridad.
  • A su vez, estos se involucran más en los quehaceres de su propia educación, lo que les permite desarrollar una mentalidad más comprometida y consciente.
  • Los programas educativos basados en el design thinking permiten consolidar profesionales mentalizados para la solución de problemas, lo que promueve la cooperación y el respeto mutuo entre los equipos de trabajo. 

introspection

 

¿Cómo implementar el pensamiento basado en el diseño en el aula?

  • Escucha activa: no basta con entender que el contexto educativo tiene como finalidad compartir el conocimiento, sino que debe resultar atractivo para que el alumnado lo asimile e integre a su día a día. Por lo anterior, escuchar y conocer sus necesidades es el primer paso, así como uno de los aspectos más importantes para establecer un modelo de comunicación eficiente.

  • Perspectivas poco convencionales: el pensamiento innovador y creativo es parte fundamental del design thinking, por lo que salir de la caja, pensar en escenarios poco probables, analizar, diseñar, analizar nuevamente, re-diseñar las estrategias y experimentar los puntos de vista, deben tomarse como elementos necesarios de la metodología. Es importante tomar en cuenta este punto al estructurar los planes de estudio y programas de clase.

  • Escalar la problemática: para que el punto anterior tenga más éxito, es recomendable situar las distintas problemáticas que deriven de la cátedra en escalas diversas para perfeccionar el razonamiento lógico e innovador.

  • Iteración constante: cuando se tenga en mente una solución posible, un modelo de interpretación o alguna respuesta, es vital someterla a pruebas para reconocer su utilidad en el caso específico. Esto permitirá que el alumnado ejercite la memoria, el pensamiento lógico y las habilidades físicas, además reforzará conocimientos técnicos y emocionales.

  • Retroalimentación: finalmente, todo resultado debe cuantificarse para considerar mejoras o adaptaciones.

 

 

Esta tendencia por generar programas académicos innovadores abre la puerta a la concepción de nuevas necesidades en el ámbito que serán resueltas de manera paulatina con ayuda de instrumentos tecnológicos, pedagógicos y sociales de gran trascendencia. Tal como ocurre en nuestro curso Alumnos a centro, al que te puedes inscribir a través del siguiente botón.

 

Inscríbete ahora

 

 

 

 

Referencias

Juliani, A.J. (2016). The Beginner’s Guide to Design Thinking in the Classroom. Julio 04, 2018, de A. J. Juliani.

(2016). Design Thinking: qué es y cómo integrarlo en tus clases. Julio 04, 2018, de RealInfluencers.

(2017). Design Thinking en el aula: qué es y cómo aplicarlo. Julio 04, 2018, de Universia.

Introducir el Design Thinking en el aula. Julio 04, 2018, de EduCaixa.

Compartir:

Más populares