Liderazgo y Desarrollo de Talento

Cómo lograr el bienestar de tu equipo de trabajo (AMEDIRH)


Redacción Hipodec
Redacción Hipodec
2019-05-28 20:05:05
Compartir:

Para que una organización funcione plenamente es necesario atender cada una de las partes que la conforman, prestando especial atención al capital relacionado con su fuerza laboral:

El capital intelectual de una compañía se conforma tanto del capital humano, como del estructural y relacional (siendo estos dos últimos consecuencia del primero).

mujeres jovenes trabajando en oficina

El capital humano corresponde al valor económico que puede generar el equipo de personas que laboran en el lugar; es decir, el valor de la producción derivada de sus habilidades profesionales, así como del tiempo que dedican a los bienes y servicios de la empresa.

El estructural, por su parte, se relaciona con la cultura de organización, los procesos laborales y sistemas de información que integran el espacio. Mientras que el relacional trata de la manera en que interactúan los empleados con los clientes, proveedores y colegas. 

Para mantener alineadas estas tres aristas de la compañía, es vital que las personas que las componen se sientan satisfechas con el ejercicio de sus actividades y los beneficios obtenidos por los esfuerzos puestos en marcha.

mujeres conversando en espacio laboral

¿Cómo lograr el bienestar de tu equipo de trabajo?

  • Diseñando un flujo de trabajo interesante. Las responsabilidades dentro del espacio laboral suelen tornarse mecánicas y poco atractivas, muchas veces dejan de representar un reto para quienes las realizan. Por lo que es conveniente llevar a cabo una valoración periódica de las metodologías de trabajo para que no solo sean llamativas, sino que estimulen a los empleados y les permitan desarrollar nuevas habilidades o explotar aquellas que ya poseen.

  • Reconociendo los esfuerzos. El mérito al trabajo es una de las prácticas más sencillas de compromiso laboral, no obstante, muchas veces desplazada: cuando se aprecian los esfuerzos de los demás se crea un lazo de lealtad y confianza que mantiene el interés de ambas partes en la relación profesional. 

  • Trabajando en las relaciones y estableciendo comunicación. De igual manera, es vital agilizar los procesos de comunicación para que el trabajo fluya, se fortalezcan las relaciones y prevalezca un ambiente laboral sano y propositivo. 

  • Ofreciendo condiciones de trabajo óptimas. Todo lo relacionado con la cultura de crecimiento (salarios, promociones, políticas de ascensos, etc.) es fundamental para las personas que conforman la organización, pues así pueden proyectar su crecimiento y valorar su posición profesional tanto en la compañía como en la industria.

  • Y un ambiente propicio. No solo se habla aquí de las relaciones y de los beneficios que se otorgan para brindar estabilidad económica y social a los colaboradores, sino de las del equipo e inmobiliario con el que se logra una atmósfera de trabajo adecuada con las herramientas necesarias para lograr los objetivos. 

grupo de tres personas trabajando en laptop al aire libre

La información anterior sirve de punto de partida para establecer una cultura profesional de bienestar y responsabilidad con la que se vele por la satisfacción de cada miembro del equipo. Con ello será posible optimizar los procesos de trabajo, mejorar la estructura organizacional, implementar indicadores de mejora y posicionar la compañía

 

 

Artículo original
(2019). Hablemos de la satisfacción laboral. Mayo 13, 2019, de BlogRH.

Compartir:

Más populares