Lavado de dinero
8 junio, 2021 por
Lavado de dinero
HIPODEC

Importancia de conocer las implicaciones de lavado de dinero

Se dice que el término lavado de dinero surgió en los años veinte del siglo pasado cuando las mafias en Estados Unidos, como la encabezada por Al Capone, crearon redes de lavanderías para invertir ahí los fondos obtenidos por sus actividades criminales.

Sea o no el origen de la expresión, lavado de dinero es el término con el que se conoce al proceso por el cual se encubre el origen de montos obtenidos como resultado de actividades ilegales. El lavado de dinero se persigue con particular empeño porque permite la supervivencia de muchas actividades ilegales que dañan a los ciudadanos en variadas formas.

En México las actividades ilegales que con más frecuencia se relacionan con el lavado de dinero son:

-narcotráfico

-piratería

-contrabando de armas

-corrupción

-prostitución

-trata de personas

-fraude

-evasión fiscal

-terrorismo

Etapas del lavado de dinero

El lavado de dinero se da en tres etapas:

Colocación: El que pretende lavar dinero introduce los montos en el sistema financiero a través de depósitos bancarios o inversiones en instrumentos financieros.

Estratificación: Los montos se transfieren financieramente para cambiar su forma, así de hace más difícil rastrearlos. Se puede hacer a través de transferencias bancarias, la adquisición de bienes raíces u de otros bienes de lujo (yates, autos deportivos, caballos pura sangre, etc.).

Integración: Los fondos ilegales se reinsertan en la economía. Al parecer legítimos, pueden ser reutilizados. Algunas veces se crean redes de empresas fachada, o se pueden vender los artículos adquiridos en la etapa de la estratificación.

Desde la ley

En nuestro país este delito se tipifica en Artículo 400 bis del Código Penal Federal. En lo particular, en 2013, se expidió la Ley para la Prevención e Identificación de Operaciones de Procedencia Ilícita (LFPIORPI) para facilitar la identificación de este delito y crear condiciones para prevenirlo. Así las actividades económicas más proclives a ser utilizadas para eso, así como personas y entidades que pueden detectar el lavado están sujetas a una serie de obligaciones marcadas por esa ley y su reglamentación.

Muchas de las obligaciones señaladas en la LFPIORPI se hacen a través del Portal de Prevención del Lavado de Dinero (PLD) de la Secretaría de Hacienda. Por ejemplo, reportar 30 días posteriores a la realización de transacciones a partir de ciertos montos.

Otra de las más notorias de esas obligaciones es la identificación de sus clientes o usuarios; solicitar información sobre su ocupación en caso de que se establezca una relación de negocios; preguntar al cliente o usuario sobre la existencia de un dueño beneficiario; proteger y resguardar la información soporte de la actividad vulnerable y guardar esta información por menos 5 años.

Las multas por el incumplimiento pueden ser muy onerosas para las empresas. Y no los únicos entes obligados a realizar reportes y avisos, según la LFPIORPI, los notarios públicos, los corredores públicos, agentes y apoderados aduanales también son sujetos obligados y en caso de que no cumplan pueden incluso ser cesados de sus actividades.

Dada la complejidad de las obligaciones que esta importante batalla contra la ilegalidad implica, es necesario contar con personal especializado para asegurarse que la empresa tiene los mecanismos para cumplir con esas obligaciones en tiempo y forma.

Fuentes:

https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/71151/VSPP_Lavado_de_Dinero___130701.pdf

https://www.eleconomista.com.mx/gestion/Elementos-esenciales-de-un-programa-de-compliance---Prevencion-de-lavado-de-dinero--20180801-0094.html

https://www.eleconomista.com.mx/gestion/Elementos-esenciales-de-un-programa-de-compliance---Prevencion-de-lavado-de-dinero--20180801-0094.html