Pasos para planear mejores clases

educación e innovación

Redacción Hipodec

El contenido del programa de estudios es la columna vertebral del proceso de enseñanza-aprendizaje, pues sin él, tanto alumnos como maestro estarían completamente desorientados. Sin embargo, su entendimiento se ve sujeto al lenguaje y material empleado, al énfasis con el que se dirige el catedrático al momento de ofrecer la lección, así como a una estructura pertinente.

A pesar de ser una de las labores ordinarias de los líderes de grupo, la planificación de clases no siempre recibe el empeño necesario en su diseño, reflejándose en resultados poco favorables al evaluar el interés del alumnado.   Lo anterior puede contrarrestarse implementando una serie de estrategias basadas en nuevas metodologías de enseñanza que además del ordinario material académico, se basen en conocimientos sobre procesos cognitivos, inteligencia emociona    y las posibilidades de las nuevas tecnologías.

 

students

El profesor británico Ross Morrison McGill recomienda ,  en su propuesta para planes de estudio rápidos, que es importante tomar en cuenta que   toda clase:

  • Debe poseer un contexto pertinente
  • Cumplir diversos objetivos
  • Resultar relevante 
  • Llamar la atención de los estudiantes
  • Debe someterse a distintas etapas de evaluación 
  • Fomentar la participación de los alumnos

De igual manera, una vez puesto a prueba cierto esquema de planificación, debe revisarse y modificarse en cuanto sea pertinente.

Para que este sistema tenga éxito, sobre todo al enfocarlo al nivel medio y superior en el que los estudiantes han experimentado distintas versiones del proceso de enseñanza y no solo son más independientes sino escépticos, hay que pensar en la mejor manera de engancharlos. Esto puede ser a través de una breve historia en la que los puntos clave de la clase sean parte importante del predicamento o solución.

studn-bw

 

Se recomienda estructurar las clases de la siguiente manera:

  1. Conoce a fondo el plan de estudios. Con ello podrás pensar en diversos métodos de enseñanza-aprendizaje pertinentes, considerar distintas dinámicas según el perfil del grupo y las herramientas disponibles, motivar la interacción entre los alumnos e incentivar que se involucren en el conocimiento de los temas en cuestión para facilitar su entendimiento. 

  2. Identifica puntos clave. Con ello será más fácil guiar la clase de manera llamativa mientras se acortan tiempos al evadir digresiones.

  3. Provee un contexto. Permite que los alumnos conozcan el marco teórico e histórico que dará pie al estudio de un nuevo tema pero de manera breve y concisa, siempre destacando puntos clave que alienten su interés. En este paso es recomendable incluir una breve dinámica, a manera de foro o debate, para iniciar la interacción del grupo con el tópico en cuestión.

  4. Planea actividades principales, opcionales y de receso. Estas variarán el nivel de complejidad según su importancia jerárquica: las actividades principales deben cubrir parte importante de la información tratada en la clase, así como involucrar a todo el grupo. Las opcionales refieren a aquellas que pueden llevarse a cabo u omitirse en caso de ser necesario. Y las de receso deben considerarse en caso de que exista tiempo adicional y se requiera reforzar un tema en particular.

  5. Establece propósitos. En todo plan es vital establecer al menos un par de objetivos conforme a los cuales se abordará la información y se completarán las actividades en el aula.

  6. Realiza un resumen con los puntos más relevantes del tema. Para que pongas en práctica tu conocimiento de la clase antes de impartirla, así como para hacer una conclusión más precisa, realiza un resumen con los puntos más importantes de la cátedra y ensáyalo para que ninguno de ellos sea omitido.

  7. Incluye una sesión de preguntas y respuestas. Los alumnos deben saberse parte del proceso educativo, y como también les inquieta resolver dudas (aún cuando no lo parezca), incluir una pequeña sesión de preguntas y respuestas en las que se confirme el aprendizaje del plan, será de gran ayuda.

  8. Otorga tiempos. Es importante considerar el tiempo de duración de la clase para cubrir cada aspecto del plan, para ello, designa tiempos a cada uno y ensaya la mejor manera en la que podrás apegarte a la agenda sin descompensar la enseñanza del tema.

  9. Concluye. Ningún tema (o situación particular) puede darse por visto si no se ofrece un pensamiento concluyente, aún cuando este motive el seguimiento al tema o la apertura de nuevas incógnitas (lo cual es mejor). Permite a los estudiantes ser parte de este proceso para que el cierre sea en conjunto.

teacher

 

Lo que siempre debe evitarse:

  • Improvisar las clases. La improvisación puede ser un éxito rotundo si sucede de forma natural y adecuada, pero si el líder a cargo del grupo insiste en dejar el conocimiento a la suerte, los alumnos notarán su falta de interés, compromiso y conocimiento, lo que los llevará a sentirse de la misma manera.

  • Pedir material en el último momento. A pesar de que los contratiempos son siempre una posibilidad, una clase bien planeada rara vez se verá sujeta a estos. Por lo tanto, evita requerir nuevo material al grupo una vez que haya iniciado la sesión, en tal caso, haz uso de las tecnologías de información para compartir un documento vía correo, proyectarlo o iniciar una actividad en una pizarra inteligente.

  • Confundir las evaluaciones con las capacidades. Es importante que al diseñar una clase basada en corrientes de enseñanza progresista se elijan instrumentos diversos y puntuales para calibrar la manera en la que los estudiantes han aprendido a lo largo del curso. No obstante, no hay que confundir los resultados cuantitativos que puede mostrar una evaluación con sus verdaderas aptitudes y capacidades intelectuales, ya que es importante identificar las distintas ventajas y áreas de oportunidad de cada integrante del grupo.

  • Planear la clase para sí mismo. Parte clave de toda ponencia es pensar en los espectadores, y en este caso hablamos de jóvenes cada vez más cercanos a la adultez que no solo necesitan información relevante y fidedigna, sino motivante. Por ello, cuando se diseña un plan de estudios, el principal objetivo debe ser adaptarse a los gustos e inquietudes de los estudiantes.

  • Repetir el mismo programa cada ciclo. Está bien que se recurra a herramientas que fueron exitosas alguna vez o que se ocupen  dinámicas previamente realizadas para adaptarlas a cada nueva generación, pero si el método se vuelve obsoleto, también lo hará la lección.

  • Ser rutinario. Si además de desconocer el tema, el profesor a cargo no demuestra interés alguno en su impartición, dicta la información, no ejemplifica y recurre a las mismas actividades, el alumnado perderá el completo interés y confianza en la información, también así, en la clase o en el sistema.

bored-teacher

 

Adoptar nuevas estrategias para mejorar los modelos pedagógicos hasta ahora conocidos no es una misión sencilla, requiere dedicación y mucho esfuerzo, así como una guía de orientación que permita abrir un camino hacia la especialización en herramientas de aprendizaje innovadoras que motiven a través de la creatividad y fundamentos científicos.

 

 

 

 

 

 

 

Referencias

Lesson planning and Classroom Survival. Junio 25, 2018, de Tesol.

How to Plan a Single Class Period. Junio 25, 2018, de SERC.

Planificar la clase y metodologías de aprendizaje. Junio 25, 2018, de Educar Chile.

Santos, D. (2015). Cómo Planificar una Clase en Pocos Minutos (incluye plantilla). Junio 25, 2018, de GoConqr.

27-jun-2018 11:53:13

Topics: pedagogia