Liderazgo & Desarrollo de Talento

Prácticas para ser más asertivo


Redacción Hipodec
Redacción Hipodec
2019-05-07 14:59:36
Compartir:

Para ser una persona asertiva hay que establecer muy bien nuestros ideales y saber defenderlos sin ofender a quienes difieran con ellos.

Si eres líder de tu propia empresa o debes guiar a un grupo de personas hacia un objetivo determinado, te recomendamos poner  en práctica estos  puntos  para ser más asertivo. 

Aprende sobre la asertividad

Para comenzar, es importante que conozcas los rasgos que comprende un comportamiento asertivo, así como sus diversos beneficios y aportaciones a los flujos de comunicación, no importa cuál sea su tipo: se entiende por asertividad la posesión de un criterio conciso, debido al cual cada persona desarrolla sus planes y toma acciones, defiende ideales, confronta a los contrarios a la vez que los respeta, y cumple objetivos previamente establecidos.

Establece tus ideales

Una vez entendido el punto anterior, realiza una introspección detallada de todo aquello que te gusta y lo que no, ideas con las que coincides o difieres (según el ámbito en el que te desenvuelvas), así como el por qué de tu posturaDe igual forma, conoce los límites de tu propio criterio, las situaciones en las que estás dispuesto a modificar tus puntos de vista (pues es muchas veces necesario), así como aquellas en las que no son negociables.

Defiéndelos adecuadamente

Aún más difícil que descubrir las ideas en las que creemos, resulta el defenderlas: cada persona es un mundo delimitado por un contexto particular, así como por necesidades e inquietudes distintas. Saber qué quieres o te interesa, el por qué de ello y las repercusiones que tu forma de ver las cosas tendrá en el mundo, son un buen inicio para consolidar argumentos que te ayudarán a defender tus ideales:

Defender no significa ser agresivo ni evadir el pensamiento ajeno, sino ser parte activa de un proceso de comunicación que busca un objetivo mayor, ya sea generar una propuesta comercial, una dinámica de cambio, un plan de acción social, etc. Esto se logra mediante una mente abierta al cambio y a las críticas constructivas, con una visión propositiva y un comportamiento empático.

Comunícate de forma precisa

Aunado a lo anterior, es vital adaptar el lenguaje para que resulte más atractivo y convincente: haz uso de frases directas, empáticas pero firmes, en las que tu mensaje sea tan claro, que genere acciones inmediatas, así como confianza y comodidad.

Asimismo, parte de saber lo que queremos, es definir lo que no queremos, y el dar una negativa es un problema para muchos: aprende a decir que no cuando sea necesario o a negociar situaciones que así lo requieran.

 

 

Referencias:

(2018). How to Be Assertive. Marzo 21, 2018, de Mind Tools.

Daskal, L. (2016). 7 Powerful Habits That Make You More Assertive. Marzo 21, 2018, de Inc.

Compartir:

Más populares